Peeling

Peeling

“Renueva tu piel”

La palabra peel significa “descamar”. Eso es realmente lo que se consigue con este tratamiento. El Peeling es un procedimiento que consiste en aplicar sustancias químicas sobre la piel para que ésta se renueve de manera más rápida y aparezca piel nueva, rejuvencecida, más consistente, uniforme en el tono y más hidratada.

Según la edad del paciente, el estado y el color de la piel, la descamación será mayor o menor y el nivel de actuación más o menos profundo.

Los resultados los podrán apreciar desde la primera sesión, aunque son necesarios varios tratamientos para obtener un resultado final.

Tipos de Peeling

Salicílico, Glicólico y Láctico: indicados para prevenir y tratar los efectos del acné que evoluciona más en la adolescencia y en personas mayores y las cicatrices producidas por este.

Con el peeling de Glicólico se afina la piel, ofreciendo un efecto más fino, homogeneo, luminoso, ayuda a disminuir el espesor y las arrugas finas ya que mejora la elasticidad aportando rejuvenecimiento a la piel.

Luminoso con Vitamina C: indicado para aportar luminosidad al rostro, es antioxidante debido a la vitamina C.

Peeling de Ácido Tricloroacetico (TCA): actúa para atenuar y eliminar las arrugas pequeñas, las híper pigmentaciones, acabar con el foto envejecimiento, el acné, el cloasma y la queratosis. En general produce un efecto de rejuvenecimiento en la piel del rostro, manos y escote.

Peeling de Fenol: se utiliza para obtener una mejora de la textura de la piel y para tratar arrugas finas y manchas solares.