Nutrición

La Cerveza , bebida sana

reme 9 Comentarios

Rica en vitaminas, proteínas, ácido fólico y antioxidantes, algunos estudios apuntan que su consumo moderado se asocia a beneficios cardiovasculares, de salud ósea y hasta contra la obesidad. Eso sí, siempre dentro de una alimentación equilibrada.

Muchas veces le hemos achacado a la cerveza las culpas de esa barriga que afea nuestro aspecto físico, pero cada vez surgen más estudios que también la relacionan con efectos positivos para la salud. Sin ir muy lejos, hace unos días, la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), en colaboración con el Centro de Información Cerveza y Salud, ponía en marcha una campaña informativa en los hospitales sobre los beneficios del consumo moderado de esta bebida sobre el riesgo cardiovascular, los problemas de osteoporosis y de obesidad.

En febrero de este año también fue presentado el estudio Cerveza, Dieta Mediterránea y enfermedad cardiovascular, realizado por el Hospital Clínic, las Universidades de Barcelona y Málaga,y  el Instituto de Salud Carlos III, entre otras instituciones, y que concluía que el consumo moderado de cerveza produce efectos positivos en relación con las enfermedades cardiovasculares.

Esta investigación, enmarcada en el estudio Predimed, contó con 1.249 participantes con un elevado riesgo vascular, y ha analizado la relación entre consumo moderado de cerveza, factores de riesgo cardiovascular, dieta y actividad física. Según sus investigadores, las personas que consumían cerveza habitualmente de forma moderada presentaban una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión, así como unas cifras de colesterol HDL (bueno) mayores que los no bebedores.

Rica en nutrientes

Según el Centro de Información Cerveza y Salud, este alimento posee propiedades nutricionales muy valiosas para el organismo:

  • Ácido fólico.
  • Proteínas.
  • Carbohidratos, algunos en forma de fibra soluble.
  • Minerales como el fósforo, silicio, portasio y sodio (este último en poca cantidad).
  • Vitaminas del grupo B (niacina, piridoxina y riboflavina) y folatos. También es rica en lúpulo una sustancia que contiene polifenoles (flavonoides) con propiedades antioxidantes y efectos beneficiosos sobre el envejecimiento y el riesgo cardiovascular.
  • El aporte calórico puede variar según los distintos tipos de cerveza y su contenido en hidratos de carbono, pero oscila en torno a las 45 kcal/100 ml de la cerveza tradicional y las 17 kcal/100 ml de la cerveza sin alcohol.

Cómo tomarla

Los expertos insisten en la importancia de que el consumo de la cerveza, en personas sanas y fuera de la gestación, se haga de forma moderada: en el caso de las mujeres, una o dos cervezas al día; en los hombres, dos o tres. Por su parte, aquellas personas que siguen una dieta deben calmar previamente su sed con agua o con una infusión y han de elegir siempre cervezas sin alcohol.

No olvides que todos los beneficios antes señalados se enmarcan en una dieta equilibrada y en el consumo moderado de cerveza, ya que la ingesta de alcohol en exceso siempre repercute de manera negativa en nuestra salud y calidad de vida.

¿Conocías los beneficios de la cerveza? Cuéntanos cómo la incorporas a tu dieta mediante un consumo responsable.


La crisis dispara la obesidad

reme 4 Comentarios

 29 Octubre 12 – Madrid -efe

Esta es una de las conclusiones que se desprenden del informe “Generación XXL”, elaborado por la compañía IPSOS -especializada en identificar las conductas, actitudes y opiniones de la sociedad- que ha realizado en España y otros 84 países a partir de diferentes encuestas e informaciones de instituciones públicas. El principal factor para mejorar el bienestar personal de los encuestados a nivel mundial pasa por tener una sólida economía en su país (89 %), por encima de otros factores “a priori” más importantes como puede ser comer mejor (81 %), hacer más ejercicio (77 %) o perder peso, señalado por sólo el 60 %.

En el caso de España, casi la totalidad de la población (95 %) confirma este factor, situándose a la cabeza de todos los países europeos, muy por encima de la media global. El 64 % de la población mundial, según se desprende de los datos del informe, cree que es necesario “vivir mejor”, aunque el 79 % apunta que es algo que hoy en día se ha convertido en más difícil que nunca.
El porcentaje alcanza el 83 % de la población en el caso de España. En este aspecto, existen grandes diferencias entre países; así, por un lado, Indonesia, China y Brasil cuentan con el porcentaje más alto de gente que lucha por mejorar sus condiciones y hábitos vitales, mientras que los europeos, sobre todo Alemania, Gran Bretaña y Suecia se encuentran en el extremo contrario.
La obesidad es uno de los problemas de salud más importante del siglo XXI y así lo evidencian estos datos: el 65 % de la población mundial vive en países donde muere más gente por enfermedades relacionadas con la obesidad que con la malnutrición. Las conductas sociales a nivel global apuntan a un mundo donde “lo normal es no cuidarse”, según la compañía, que señala que los países desarrollados han pasado a una fase de “sobreconsumismo”, que nos ha hecho alcanzar cifras alarmantes, como que cada año, a nivel global, se consume un 30 por ciento más de los recursos de la Tierra, es decir, más de lo que se puede reabastecer.
De hecho, según IPSOS, si todos los individuos consumiesen al ritmo de Europa harían falta tres planetas como el nuestro para que se pudiese llevar a cabo, y en el caso de Estados Unidos, cinco. El 17 por ciento de la población ha apuntado como principal escollo para llevar a cabo un estilo de vida más saludable el precio de algunos productos, que les resultan caros, algo que ha hecho que, por ejemplo en el Reino Unido, las ventas de carne de cordero, vegetales frescos y fruta hayan bajado de forma considerable.
También ha provocado que productos envasados como las galletas o la pizza hayan crecido en los últimos cinco años en el país, que las ventas de productos orgánicos hayan caído un 15 % en el último año y que el 23 % de los consumidores se haya dado de baja en el gimnasio.
Por tanto, la epidemia de la obesidad golpea también a Europa: en Gran Bretaña el 23 % de la población es obesa, y el 61 % tiene sobrepeso. Sorprende, además, que Escocia sea el segundo país con más casos de sobrepeso de toda la UE.
Pero, el problema de la obesidad en Estados Unidos comienza a ser alarmante, según los expertos del informe, ya que el 34 % de la población es obesa y el 75 % sufre algo de sobrepeso. Y quién es el culpable del aumento de casos de obesidad? En el caso de España, el 63 % de los encuestados defiende que el Gobierno debería imponer normativas para controlar aquellos alimentos poco saludables, sólo superados en Europa por los italianos, con un 64 %. En países como Alemania (43 %), Bélgica (39 %) o Francia (35 %) los individuos no son tan partidarios de esta cuestión.
 

Claves para cumplir una dieta

reme 2 Comentarios
1. El primer paso y fundamental :DISCIPLINA .
2. Trata de comer en compañía. Come despacio y mastica bien cada bocado.
3. Prepara los platos de la forma más atractiva posible